Qatar gasta una fortuna para el Mundial 2022

Qatar, anfitrión del Mundial 2022 de fútbol, está gastando 500 millones de dólares a la semana para acondicionar el país de cara al evento deportivo, según explicó el ministro de Finanzas del emirato. Al mismo tiempo, Ali Shareef Al-Emadi informó que esta impresionante inversión continuará de forma ininterrumpida hasta el año 2021.
“”Gastamos cerca de 500 millones de dólares por semana en los principales proyectos y eso va a continuar así durante los próximos tres o cuatro años a fin de conseguir nuestro objetivo, que no es otro que estar preparados para 2022″”, indicó a los periodistas en rueda de prensa. En total, el país se gastará un total de 200.000 millones de euros (u$s 213.000 millones) para organizar la Copa del Mundo.

Image result for mundial qatar el mas caro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

“”El 90% de los contratos ya han sido adjudicados, y esto no comprende únicamente estadios, también vamos a construir autopistas, vías férreas, aeropuertos. Las verdaderas infraestructuras, hospitales y todo lo demás””, declaró.
De cumplirse las espectativas, el Mundial 2022 en Qatar será el más caro de la historia. El ministro argumentó que “”si tenemos en cuenta únicamente la construcción de estadios, no será el Mundial más caro de la historia””.
Además, Al-Emadi aseguró que está inversión está fuera de peligro en lo que déficit presupuestario se refiere, aunque el país haya experimentado recientemente problemas en ése sentido a causa de las fluctuaciones en el precio del petróleo. Qatar sufrió el año pasado su primer déficit presupuestario en 15 años, cifrado en casi u$s 12.000 millones.
En este sentido, vale la pena destacar que a fines de 2016, el grupo estatal China Railway Construction Corporation (CRCC), en alianza con la contratista local HBK Contracting recibido el encargo del Comité Supremo de Entrega y Legado de Qatar de construir el estadio Lusail que costará un poco más de u$s 600 millones. La instalación albergará el partido inaugural. Mientras que el diseño es obra del estudio Foster+Partners, que debe concebir un equipamiento con capacidad para 80.000 espectadores y un sistema de refrigeración interno para combatir las altas temperaturas del país.
El de Qatar será el primer mundial celebrado en un país de Oriente Medio y de mayoría musulmana.